La misión teatral de Wilhelm Meister - Goethe, J. W.

$1.400,00
Compartir

La misión teatral de wilhelm meister
Goethe, J. W.
Traducción, introducción y notas: Martín Koval
Año de edición: 2013
Páginas: 302
ISBN 978-987-1444-25-0

La misión teatral de Wilhelm Meister - también conocida como Ur-Meister o Meister primigenio-, es una novela teatral inconclusa - el «torso de un libro», según Hugo von Hofmannsthal- de marcados rasgos autobiográficos, que Johann Wolfgang Goethe escribió entre 1777 y 1785. La conocemos por un hecho fortuito: el autor destruyó el manuscrito original, pero una amiga suya y la hija de esta habían hecho una copia, que Gustav Billeter halló y publicó en 1910. La novela, ambientada en las décadas 1740 y 1750, en lo que más tarde sería Alemania, narra el desarrollo de Wilhelm Meister a través de tres fases: desde su infancia y adolescencia en el estrecho milieu pequeñoburgués, en el que nace su entusiasta aficción por el teatro, pasando por las aventuras teatrales, vividas ya fuera del hogar y marcadas por la dialéctica ilusión-desilusión a la manera de Don Quijote, hasta el utópico (e irónico) final abierto, en el que el héroe ha alcanzado una (relativa) madurez a través de la lectura de, sobre todo, el Hamlet de Shakespeare. La problemática del artista la recorre, pues, de principio a fin: es el Leimotiv fundamental.¿Por qué seguir leyendo hoy La misión teatral? Se pueden argüir dos razones. La primera contempla al lector especializado: se trata de una pieza clave para entender el pasaje a la vez biográfico e histórico-cultural del Sturm und Drang al Clasicismo. El héroe es un muchos aspectos un «medio hermano» del sufriente protagonista de Las penas del joven Werther, pero hay en aquel una cierta predisposición a aprender de la realidad que es inexistente en Werther. La búsqueda de la felicidad, de una existencia completa, es común a ambos, pero sólo el protagonista de La misión teatral la encuentra -al menos, en forma transitoria- en la medida en que se objetiva: como dramaturgo, como director y, al final, como actor. En esto se anticipan ya los clasicistas Años de aprendizaje. La segunda razón tiene en cuenta al aficionado: la obra que aquí se presenta es una bella muestra (desconocida caso en el mundo entero de habla hispana) del pensamiento del joven más brillante de las letras alemanas.