Teoría y praxis en Las obras del amor. Un recorrido por la erótica kierkegaardiana - Dip, P.

$1.250,00
Compartir

Teoría y praxis en LAS OBRAS DEL AMOR
Un recorrido por la erótica kierkegaardiana
Dip, P.
Año de edición: 2012
Páginas: 160
ISBN 978-987-1444-10-6

Las obras del amor (1847) es un libro clave de la producción kier-kegaadiana debido fundamentalmente a dos razones. Por un lado, se trata de un voluminoso trabajo aparecido con la firma del propio Kierkegaard luego que decidiera abandonar su actividad como escritor. Por el otro, son tratadas por primera vez en la autoría cuestiones que permiten pensar en un cierto "giro temático", a saber: los modos de articulación entre lo mundano y lo cristiano. La nueva preocupación del autor danés puede plantearse como el tránsito de la com-prensión del cristianismo en términos de una descripción psicológica de fenómenos internos hacia la incorporación de cuestiones de orden externo, que algunos evaluaron como la aparición de la dimensión social en el análisis del problema del cristianismo. En el estudio que aquí presentamos es discutida esta hipótesis de lectura. Según Dip, en Las obras del amor no se introduce una nueva dimensión de análisis del fenómeno cristiano sino que se concluye una erótica iniciada en la primera obra publicada por Kierkegaard en 1843, O lo uno o lo otro.De esta manera busca inscribir el libro en una renovada tradición de lectura basada en la tensión dialéctica entre las dimensiones socio-lógica y psicológica. No considera que haya fundamentos suficientes para pensar la propuesta del danés en términos de filosofía social dado que, si bien la dimensión externa del fenómeno cristiano es discutida, el cristianismo sigue siendo pensado como un fenómeno cuyo punto de partida y de llegada no es otro que la interioridad del sujeto que ama. A su vez, aunque no se haga filosofía en un sentido técnico ni sistemático, se recoge un problema caro a la filosofía desde Platón: el enigma de eros. Por eso, Badiou no está en lo cierto cuando sostiene que después de Platón no ha habido "teoría del amor" tan profunda como la de Lacan. El escrito de Kierkegaard es una prueba de lo contrario pues se ocupa de esbozar los lineamientos de una teoría del amor que da cuenta de las principales tensiones entre la sensualidad y la espiritualidad del fenómeno amoroso.